Tilashotspot dating site being good looking intimidating

Cada año llueve 10 veces más de lo que necesitamos para nuestro consumo en la ciudad.

Si logramos captar sólo el 10% del agua que llueve, no tendríamos que utilizar los pozos ni el Sistema Cutzamala.

En promedio, en la Ciudad de México y en muchas ciudades, se utilizan unos 120 litros por cada baño.

Pero el agua también se utiliza para el escusado (6 litros cada vez que se jala la cadena), para lavarse las manos (3 litros) y los dientes (4 litros), para lavar los trastes (20 litros) y la ropa (30 litros).

Es mucha agua y parte del problema es buscar de dónde la obtenemos.

Puesto que “la visión del tubo” impera entre los tomadores de decisión, ahora se está buscando contar con pozos de más de dos mil metros de profundidad.

Pero parece ser que a un gobierno que no le importa dotar a la población de agua con geosmina (una sustancia tóxica provocada por algas) en temporada de secas, y que permite que la Delegación de Iztapalapa, con casi dos millones de habitantes, reciba agua con color y olor a azufre, probablemente le importe poco dotar a los capitalinos con agua con metales pesados, pues las consecuencias en salud se verán hasta dentro de varios años.

El problema es que es necesario luchar a contra corriente con los representantes del tubo, que desgraciadamente están en altos puestos de decisión.

Por ello, cada día más personas dedicadas al tema de ramas de la ciencia como la ecología, sociología, geomorfología, geografía, edafología, economía e ingeniería están llegando a una conclusión muy parecida: para dotar de agua a las ciudades como el DF, es fundamental utilizar aguas llamadas “frescas”.

No nos referimos a las de sabores que hay en vitroleros, sino a aquellas aguas que se acaban de infiltrar o que acaban de llover.

Thursday • October 15, 2015 • by CRISTOVOE Just released in collaboration with Benny Diar, the “Death Cheater Evel Knievel” tee as well as “The Benny” CLOUT Header pack which includes tee & pull over hoodie.

A Critical Engagement is meant to be just that: an opportunity for me to try to think more about my engagement in the world, to comment about the world around me, and to build upon my understanding and thinking about the movement for global health equity.

Leave a Reply